Cómo aumentar tu eficiencia como estudiante

El tiempo es esencial. Especialmente antes y durante la carrera de medicina, optimizar tus habilidades de gestión del tiempo y la eficiencia es primordial. Queremos ayudarte a tener éxito en los estudios pero también a tener tiempo para disfrutar y llevar un estilo de vida saludable.

1. Estudiar mejor, no en mayor cantidad.

Más tiempo de estudio no siempre conduce a un mejor resultado. Asegúrate de que utilizas tu tiempo de forma inteligente. Tómate el tiempo necesario para analizar críticamente lo que funciona y lo que no funciona en tu régimen de estudio.

2. Ráfagas de estudio.

Esto va de la mano de estudiar de forma más inteligente. Muchos estudiantes cometen el error de intentar estudiar «todo el día». No importa lo fuerte que sea tu fuerza de voluntad, tendrás rendimientos decrecientes a medida que tu cerebro se fatigue con una concentración prolongada. Somos grandes defensores de la técnica Pomodoro, como probablemente ya sepas. Es muy útil en este caso, pero dando un paso atrás, vamos a aplicar este principio de ráfagas de forma más amplia.

Utiliza las pausas más largas en tus estudios para hacer pendientes o realizar otras actividades como el ejercicio. Por ejemplo, digamos que vas a clase de 8 a 12 de la mañana. Te tomas un descanso comiendo con tus amigos durante 30 minutos o una hora. Como acabas de tomar un descanso y deberías estar relativamente fresco, utiliza las siguientes 2-3 horas para estudiar. Rompe la monotonía yendo al gimnasio y haciendo ejercicio durante 1 a 1,5 horas. Vuelve a casa y estudia de nuevo durante un par de horas. Tómate el siguiente descanso cenando, limpiando en casa y haciendo cualquier otro pendiente. Relájate y disfruta del resto de la noche. O si tienes un examen a la vuelta de la esquina, aprovecha ese tiempo extra para seguir estudiando.

2. Planificar con antelación.

Existe un abanico de posibilidades en cuanto a la amplitud o el detalle de la planificación de la agenda. Algunas personas prefieren planificar cada minuto de su día, mientras que otras se limitan a enumerar un par de objetivos más importantes que deben cumplirse. Yo me sitúo en un punto intermedio. Averigua qué es lo que mejor te funciona, pero sigue con ello.

Por ejemplo, digamos que vuelvo a tener clase de 8 a 12. Luego, de las 12:30 a las 14:00 horas, me dedicaría a buscar el aprendizaje basado en problemas (Casos Clínicos), de 2 a 3 horas a repasar los objetivos de aprendizaje de la clase de ese día, a hacer ejercicio en el gimnasio entre las 3 y las 4:30 horas, a hacer flashcards entre las 4:30 y las 6 horas, a trabajar un poco en mi proyecto de investigación entre las 6 y las 7 horas, a cenar alrededor de las 7 horas y a terminar mi tarea de investigación después de la cena y antes de dormir.

3. Práctica la Disciplina.

Si quieres tener éxito en la medicina, tienes que dar prioridad al estudio. Simple y llanamente. La disciplina es un músculo que requiere un ejercicio regular y lo repaso con más detalle aquí. Encuentra formas en tu día para ejercitar tu disciplina y acercarte a tus objetivos. No confíes sólo en la fuerza de voluntad bruta

En mi caso, me acostumbré a dormir y levantarme a horas constantes, incluso en los días en que empezaba tarde. Esto mantenía el ritmo, me motivaba y me ayudaba a concentrarme. Analiza críticamente los hábitos que te impiden ser productivo o estudiar tanto como necesitas, y encuentra formas de evitarlos

3. Rellenar el tiempo de inactividad.

Utiliza audiolibros que sean relevantes para tu examen o rotación clínica mientras te desplazas. Llena los breves momentos de inactividad con un estudio rápido. No puedo dejar de insistir en esto. Esto logró una gran diferencia no sólo en nuestros resultados, sino también en la impresión que causamos con los adscritos y los residentes con nuestros conocimientos. Me sorprendió lo mucho que podía hacer en el transcurso de un día haciendo flashcards mientras esperaba en la cola, atendiendo a la gente o incluso caminando entre lugares. Hay momentos en los que hay que ser muy intenso con esto, como durante las prácticas de tercer año o cerca de los exámenes durante los años preclínicos.

Comenta con tu cuenta de Facebook:

Comparte:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
En punto

Posts relacionados

La felicidad no es un destino

Una respuesta común a la pregunta «¿Qué quieres de la vida?» es la felicidad. Comenta con tu cuenta de Facebook:

Comenta con tu cuenta de Facebook:

¿Es la carrera de Medicina para mí?

Aunque nos encanta la medicina, no es algo que recomendaríamos a todo el mundo. Es muy importante que conozcas los pros y los contras y decidas cuidadosamente si es la

Comenta con tu cuenta de Facebook:

Cómo aumentar tu eficiencia como estudiante

El tiempo es esencial. Especialmente antes y durante la carrera de medicina, optimizar tus habilidades de gestión del tiempo y la eficiencia es primordial. Queremos ayudarte a tener éxito en

Comenta con tu cuenta de Facebook:

Superar la procrastinación y mantener la productividad

Vamos a hablar de cómo superar la procrastinación; cómo estudiar cuando sientes que no puedes hacerlo. Vamos a desglosar esto en tres sencillos principios. Comenta con tu cuenta de Facebook:

Comenta con tu cuenta de Facebook:

Líquidos y Electrólitos

No te pierdas este gran repaso de líquidos y electrolitos que preparamos para ti. Comenta con tu cuenta de Facebook:

Comenta con tu cuenta de Facebook: